En la temporada 2017-18 ha vuelto a marcar diferencias en España, también es el club que más representación tiene en las diferentes competiciones de Copas de Europa.

     

    1.575,5 puntos de felicidad que han servido al Playas de Castellón para liderar la clasificación de clubes de la RFEA en la temporada 2017-18. Un título que obedece, según Pepe Ortuño, su director técnico, “al trabajo, el compromiso y la ilusión” que se descubrió hace once años cuando el equipo gobernó esta clasificación por primera vez. Desde entonces, el Playas lo ha hecho siempre lo que, para Víctor Ruiz, uno de sus atletas punteros, campeón de Europa por relevos mixto en el último Europeo de clubes, confirma “la sensación de que uno está en un club en el que se puede aspirar a todo”. La prueba está en la clasificación de esta temporada en la que el Playas ha aventajado claramente a F.C. Barcelona, segundo con 877 puntos, y A.D. Marathon, tercero con 546,5. “No sólo es una satisfacción personal. También lo es en lo colectivo”, añade Sergio Escuder, responsable de la parcela de veteranos del club.

    A pesar de la biografía, Pepe Ortuño descarta que la victoria sea una obligación para el Playas de Castellón. “Más bien, yo diría que se trata de una ilusión y, por supuesto, de un objetivo claro sin olvidar que esto es deporte y, entre las posibilidades que nos muestra el deporte, también está la de perder”. Por eso el director técnico descarta que el éxito pueda debilitar la mentalidad del club. “No tiene por qué”, replica. “Es más, yo prefiero convivir con el éxito que con el fracaso, entre otras cosas porque no fue fácil llegar a ser los mejores ni tampoco lo es mantenerse”. Aun así, la historia juega a favor del Playas como explica Pepe Ortuño. “Excepto los problemas de índole económico y los roces, que es imposible que no los haya, seguimos adelante. La mentalidad no ha cambiado nada y en 2019 volveremos a presentarnos a todas las competiciones de clubes con el objetivo de ganarlas”.

    “SI yo mejoro, el club mejora”

     

    Víctor Ruiz es uno de sus exponentes más fieles. “Si yo mejoro, el club mejora y viceversa. Por lo tanto, no sólo es un orgullo estar aquí. También es una satisfacción estar en el club en el que quieres estar, porque sabes que detrás tienes una entidad muy fuerte que no sólo sólo te apoya en lo económico y en lo deportivo, sino también en cualquier otro aspecto que el atleta pueda necesitar”. Quizá porque esa es la personalidad del Playas de Castellón en la que el futuro representa el lugar idóneo para colocar los sueños, incluso de los atletas veteranos. “Es gratificante ver como también desde nuestra parcela contribuimos todos con nuestro granito de arena a hacer del club el mejor de España y a pasear su imagen por cualquier parte de nuestra geografía”, argumenta Sergio Escuder, que siempre da las gracias al club. “Tiene que ser así”, añade. “Nos ayuda a mantener vivos nuestros desafíos”.

     

    En realidad, el atletismo es un permanente desafío como explica Pepe Ortuño. “Hemos conseguido una simbiosis productiva entre nuestro trabajo en casa con la mejor cantera de España y los fichajes de fuera”. De ahí que el Playas de Castellón represente un magnífico rompecabezas. “Somos un club de cantera y a la vez un club de élite”. La ambición viaja también por el extranjero sin descartar que “seamos el mejor club de Europa, pues somos el que tenemos más representación en las diferentes competiciones de Copas de Europa”.

     

    “Los números cantan”

     

    La ambición consiste en pedirle más a la vida. “Desde hace once años nos hemos mantenido en lo más alto y eso no es fácil”, insiste Pepe Ortuño, que en el debate entre dinero y cantera no acepta engaños, “porque lo uno va unido a lo otro. Sin duda, los números cantan. Igual que hace falta financiación económica y que para nosotros es imprescindible el apoyo que tenemos a nivel privado del Villarreal C.F. y de la Diputación de Castellón, el Ayuntamiento y la Consellería a nivel público, también hay que reconocer que nos beneficiamos del gran trabajo que se hace en el Colegio Penyeta Roja Diputación de Castellón, de los grupos de entrenamiento de lanzamientos, de velocidad, de vallas, de combinadas, de fondo, de mediofondo o de obstáculos que nos permiten tener una estructura técnica muy solida”.

     

    Por lo tanto, se trata de una importantísima mezcla, casada desde hace once años con la palabra victoria lo que, tal y como siempre recuerda el presidente Toni Escrig, no significa que se haya tocado techo. Ni siquiera en este 2018 en el que se han logrado 22 títulos nacionales y uno continental. Porque el futuro sigue siendo un argumento de peso para soñar tal y como confirma el fichaje para esta temporada de un mito como Andrés Vera, que será el director de relaciones con instituciones y empresas. Un ingrediente más en la búsqueda de un futuro en la que seguiría sin ser fácil (“hay competiciones que son cara o cruz”), pero en el que el Playas de Castellón volverá a estar ahí.

    Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies