Se trata de la Copa de Europa de clubes, donde el club suma siete podios consecutivos desde 2011 en una competición que este año se celebrará en casa, en las instalaciones de Gaeta Huguet, entre el 25 y el 26 de mayo. 

 

Forma parte del ADN del CA Playas de Castellón: la Copa de Europa de clubes. Desde 2011, el equipo siempre ha acabado entre los tres primeros lo que nunca es fácil porque, como siempre recuerda Pepe Ortuño, director técnico del club, “hay competiciones que son cara o cruz”. Competiciones en las que puede pasar de todo pero en las que el Playas de Castellón siempre está ahí, avalado por siete podios y hasta por un título: el logrado en 2015 en la ciudad turca de Mersin en uno de los finales más apretados de la historia que se iba a llevar el Playas con 117 puntos por delante del Enke turco, 115, y del Fiamma Gialle, italiano, 114. 

Es más, aún se recuerda ese final en un estadio abarrotado de público, en un ambiente único, en el que lo fuimos a lograr en el relevo final en el 4×400 que el Playas empezó a tres puntos del Enke de Ankara. Pero aquel magnífico relevo, que reunió a Alberto Gavalda, a Gakeme, a Diego Cabello y que culminó Bruno Hortelano, con un crono de 3’07”92, posibilitó lo que nunca había ocurrido ni nunca más ha vuelto a ocurrir: el Playas de Castellón se proclamaba campeón de Europa y daba la razón a la filosofía que vio nacer al club. “Nacimos para aspirar a todo”. 

Hoy, se van a cumplir cuatro años desde aquel título. Pero la realidad es que el Playas sigue ahí, domiciliado en el podio, segundo en 2016 y tercero en 2018, porque en 2017 el campeonato fue suspendido debido a la cercanía de Mersin, la ciudad en la que iba a celebrarse, con el conflicto bélico en Siria. Si se exceptúa ese año, el Playas suma siete podios consecutivos, desde que arrancó la aventura en Vila Real en 2011. Desde entonces, el equipo no ha dejado de crecer ni de buscar nuevos horizontes. “Somos un club de cantera y a la vez de elite”. 

El éxito no ha perturbado el día a día, porque, como defiende el propio Pepe Ortuño, “el éxito nos demuestra lo difícil que fue llegar hasta aquí”. El éxito, en realidad, tiene mucho trabajo. El éxito recuerda que no es fácil mantener al Playas de Castellón entre los ocho mejores equipos del continente. El éxito, en definitiva, es volver a estar en una competición que esta vez se disputará en casa, entre el 25 y el 26 de mayo, en las instalaciones de Gaeta Huguet, donde seguimos pensando como la primera vez que subimos al podio. El punto de partida de todo logro es el deseo por conseguirlo. Quizá por eso nueve años después no dejamos de intentarlo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies