Se disputó en Madrid la Copa del Rey y de la Reina. En la competición masculina se llegó a la última prueba, el 4 x 200, con un punto de ventaja del Playas sobre el F.C. Barcelona, eso obligaba a ambos equipos a vencer en el relevo para hacerse con el título. El primer relevo se hace por calles y la entrega fue a la paz entre ambos equipos, El F. C. Barcelona que iba por la calle 5 y el Playas por la calle 6, después de la 3ª curva los atletas tienen que acceder ya a calle libre y ambos atletas acceden en igualdad por lo que corrieron en paralelo esa posta, en la 2ª entrega, los jueces colocaron al Dani Rodriguez (3º relevista del Playas en el interior (calle 1) y al atleta del F.C. Barcelona por fuera (calle 2) y en los metros finales Alberto Gavaldá consigue un metro de ventaja y entrega primero el testigo a Daniel Rodriguez (3º relevista del Playas), mientras que el atleta del F.C. Barcelona se pasa rápidamente a la calle 1 y para no chocar con Gavaldá se sale de la pista y empuja al atleta del Playas que ocupaba ese espacio para abandonar el anillo, sin que esta acción le supongo ningun perjuicio ni pérdida de distancia. La carrera continua con victoria del Playas, que le daba el título y además batiendo el récord de España que tenía la selección española. 

La sorpresa mayúscula fue cuando los delegados y entrenadores del Barça nos comunican que van a hacer una reclamación por que dicen que Gavaldá entorpece a su atleta. Los entrenadores del Playas no dan crédito a esto ya que es un lance más de esta difícil prueba donde siempre hay contactos, tropezones y caídas al correrse por calle libre a esa alta velocidad y donde muchos equipos llegan juntos a las entregas. Los atletas una vez entregan el testigo tienen que abandonar el anillo y eso hace el atleta del Playas que además entrega por el interior, por lo que el atleta del F.C. Barcelona tiene que pasar por el exterior. El Juez árbitro y los jueces de carreras entienden que no hay motivo para la descalificación, pero el Barça recurre  al Jurado de Apelación y estos de forma incomprensible deciden descalificar al Playas y «regalarle» el título al equipo catalán, que parece que intenta conseguir en los despachos lo que no es capaz de conseguir en las pistas. Además alguno de sus entrenadores tuvieron gestos y exclamaciones más acorde con otros deportes que con el «fair play» que rige en el atletismo. Como consecuencia de esta descalificación, además de que el Playas pierde el título, Samuel García, Alberto Gavaldá, Daniel Rodriguez y Manuel de Nicolás, que pararon el crono en 1,25,24 pulverizando récord de España que tiene la selección español con 1,25,56, se quedan sin ese récord.

 

Muy lamentable lo vivido en Madrid y desde el Playas se hará toda la fuerza posible para que se cambie ese relevo, que es peligroso, donde siempre hay choques y caídas por el 4 x 400 que es mucho menos peligroso. De todas formas, el equipo castellonense intentará agotar cualquier cauce legal que pueda tener para revocar esta arbitraria decisión y sobre todo lamenta el comportamiento del F.C. Barcelona que por lo visto no sabe perder. Verdaderamente una vergüenza.

 

En este enlace podéis ver el desenlace de la prueba:

https://youtu.be/zoJ59tr-uwY

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies